El blog de José Luis Povo

El blog de José Luis Povo

jueves, 25 de octubre de 2012

FREDDY LOMBARD - 2, por Yann Lepennetier y Yves Chaland

                                                                             FreddyLombard2                 

Colección Integral Yves Chaland  Obra Completa num. 2
Vacaciones en Budapest/ F.52
Vacances a Budapest/ F.52
Guión Yann Lepennetier & Yves Chaland
Dibujo Yves Chaland
Glenat 2008                                                      
134 pags

 

 

 

La recopilación en formato integral de la obra de Yves Chaland supuso un inesperado reencuentro con uno de los dibujantes más importantes de los años 80. El primer volumen integral, publicado por Glénat, está compuesto por los álbumes "El Testamento de Godofrío de Bouillon", "El Cementerio de los elefantes" y "El Cometa de Cartago", las tres primeras aventuras de su personaje más señero, Freddy Lombard, donde Chaland recogía el testigo de las Escuelas de Bruselas y de Marcinelle, y buceaba en las raíces del tebeo clásico francobelga para alumbrar, paradójicamente, un estilo rabiosamente moderno.

El segundo volumen integral era todavía más esperado por contener dos álbumes inéditos en castellano. El primero de ellos, "Vacaciones en Budapest", es una apuesta novedosa en la carrera de Chaland. En sus obras anteriores jugaba con arquetipos ya conocidos para entonar su particular revival, que en lo colectivo se vino a llamar línea clara. Sin embargo, Vacaciones en Budapest pone su dibujo al servicio de una trama en la que ya no cabe la abstracción. Tampoco situar la trama en países innominados ni en naciones como Borduria o Bretzelburg; en su lugar, recrea con detalle la revolución húngara de 1956, donde Freddy Lombard, Dina y Sweep tendrán que verse en más de un aprieto. La multitud de elementos que se ponen en liza no casan a la perfección, y acaba por sobresalir del conjunto -por estar bien urdidas- tramas en principio secundarias como la fogosa relación sexual entre Sweep y la agente soviética Svetlana.

budapest

Aún así, hay momentos en los que vemos las calles de Budapest que poseen gran fuerza y que nos demuestra que Chaland estaba apuntando una nueva vía para la línea clara que no pudo continuar debido a su fallecimiento prematuro. Con todo, sin ser un camino especialmente transitado, sus enseñanzas tampoco cayeron en saco roto, y ahí está el magnífico "Le groom vert-de-gris" para demostrarlo.

f 52

El volumen integral se completa con F. 52, álbum que plantea un viaje transoceánico Melbourne-Paris en un moderno avión de pasajeros, el F 52. Nuestros protagonistas -Freddy, Dina, y Sweet- forman parte de la tripulación del portentoso aeroplano donde se citan pasajeros de toda laya, incluido un escurridizo espía.

Estamos ante una deslumbrante obra maestra, quizá lo mejor de Chaland. Así, F 52  se destaca como una obra cumbre de la línea clara y más concretamente de su variante más estilizada, el atomstyle. En lo conceptual coquetea con el retrofuturismo, tan querido por este estilo, al recrear un marco vintage, con su amor desmedido por los trajes, sombreros y moda años 50, al tiempo que elucubra con adelantos tecnológicos que realmente no existieron, si acaso en las revistas de la época. En el apartado gráfico, el entintando pasa a un primer plano al resaltar una línea clara, en efecto, pero de un grosor que acentuaba más su significación y voluntad de estilo. Como era habitual en Chaland, sellaba un maridaje entre modernidad gráfica y la conciencia de una herencia estilística que tuvo su apogeo en los años 40 en la revista Spirou, con Jijé y Franquin a la cabeza.

f 52 2

Un aire retro a juego con un argumento que recuerda a aquellas narraciones sobre viajes en grandes trasatlánticos o en lujosos trenes de larga distancia. El guión, firmado por Yann Lepennetier y Chaland, cruza con gran oficio tramas, subtramas y microhistorias entre tripulantes y pasaje, ganando peso la angustiosa pérdida de una niña en el avión, y creando en suma un complejo crisol, un tour de force como guionista que a la postre revierte en la valoración de este cómic excepcional. Sensación a la que no es ajena el color de Isabelle Beaumenay-Joannet, que, dentro de la ausencia de protagonismo que en teoría demanda el estilo, sabe respetar en todo momento el trazo, la línea, y dotar al conjunto de una gran elegancia.

  f 53

La edición de Glénat, muy cuidada, cuenta con 30 páginas de extras, entre los que se incluyen bocetos, portadas, declaraciones de Chaland y selección de viñetas. (Aviso para navegantes: los dos volúmenes integrales que se editaron en castellano de Freddy Lombard se están vendiendo conjuntamente por sólo 20 euros, precio que se mantiene para una oferta de 500 packs).

Críticas en la red:

Freddy Lombard I y II, en La BD

F52 y Vacaciones en Budapest en Dentro del laberinto

Freddy Lombard I, en Fort Navajo

Freddy Lombard I, en Abandonad toda esperanza

Freddy Lombard I, en El lector impaciente

Freddy Lombard II,  en El lector impaciente

Además:

Recordando a Chaland, en C de Arte

9 comentarios:

  1. Maravillosos albums de Chaland, Pablo. Muy buena reseña. La verdad es que es un imprescindible de la línea clara y con ese precio ya tarda en hacerse con ellos quien no lo tenga.

    Gracias por el enlace a mi blog.

    Saludos desde dentro del laberinto!!

    ResponderEliminar
  2. Magnífico artículo, Pablo. Coincido totalmente en lo que dices de que Chaland bucea en las raíces del tebeo clásico para alumbrar paradójicamnete un estilo rabiosamente moderno. El F52 me parece imprescindible,aúna acertadamente para mi gusto elementos distintos como la tensión, el drama y el humor.

    ResponderEliminar
  3. Gracias, Jareth. Una de las primeras entradas dedicadas a este especial tenía que ser esta, por la calidad de la obra y por comentar la oferta, que es como para no perdérsela.

    Gracias José Luis. El F 52 me quedé boquiabierto.

    ResponderEliminar
  4. Se me olvidaba, Jareth. La reseña de Dentro del laberinto me gustó mucho, así que no podía faltar en los enlaces relacionados.

    Dan mucho de sí estos dos álbumes...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Pablo. Pues sí, la verdad es que dan mucho de sí. Y "El cometa de Cartago" también. Menuda rareza más deliciosa.

      Eliminar
  5. "El cometa de Cártago" es de mis favoritos de Chaland, claro. Lo recuerdo como muy evocador. Tengo que volver a leerlo.

    ResponderEliminar
  6. Para mí el mejor es F-52, el de Budapest me ha parecido algo flojo así de entrada, igual porque es el 1º que leía. luego, el cuento medieval me ha encantado supongo porque me recuerda mucho a Johan y Pirluit. El cementerio de los elefantes me ha parecido buenísimo y no sé si me dejo alguno.."El cometa de cártago" ya me ha parecido una paranoia la verdad, el que menos me ha gustado, así de entrada, luego hay que releer, está claro... Leyendo otras reseñas lo ponen como el mejor ... No es que no me haya gustado eh, pero, ¡este si es surrealista a tope!

    Gracias a Jareth de Dentro de Laberinto por descubrirme a Freddy Lombard, al que nunca había leído aunque si conocía de pasada. Magnífico su escrito.... el tuyo tampoco se queda atrás, Pablo.

    ResponderEliminar
  7. Gracias por comentar tus preferencias en cuanto a los integrales de Chaland.

    ResponderEliminar
  8. Hola.
    Me gustaría adquirir el segundo volumen de las obras completas de chaland. Alguien sabe dónde puedo comprarlo?
    Gracias.

    ResponderEliminar